¿Qué harías si tú fueras Diputado?

0
779

Hoy en día, muchas personas anhelan ocupar grades cargos públicos dentro del engranaje del Estado, sin conocer las funciones y atribuciones inherentes al mismo; otros quieren ser diputados con todas las buenas intenciones de hacer cambios notorios, sin embargo, al ocupar el puesto se encuentran con la burocracia y se percatan de la verdadera realidad.

Un amigo me dijo: Quiero ser Diputado; y le pregunté, ¿Qué harías con semejante responsabilidad?;  me contestó: “Aparte de ser honesto; mejoraría las calles de mi circuito, ayudaría a mi comunidad y apoyaría al deporte de mi provincia”

Si haces la misma pregunta a un amigo, compañero o vecino, te sorprenderás de las respuestas que muchos te dan. Pero, ¿Cuáles son las funciones de un Diputado?

Todas las funciones que ejercen los mal llamados “padres de la patria” están claras y descritas en nuestra Constitución Política de Panamá; su tarea primordial es la de legislar,  por medio de la Asamblea Nacional, haciendo leyes necesarias para el desenvolviendo y ejercicio del Estado y los ciudadanos.

El artículo 159 de nuestra Carta Magna, nos brinda un  catálogo de funciones y atribuciones que deben cumplir, de las cuales no se menciona que los Diputado tengan como responsabilidad hacer calles, veredas, regalar estufas o neveras, o apoyar  al equipo favorito de su comunidad.

Su función es hacer leyes. Pero, ¿Cuántas iniciativas legislativas presentan los Diputados? Todo quedamos sorprendidos cuando vimos cuantas propuestas de leyes se presentaron por cada diputado. Muchos de ellos no alcanzaron presentar más que 4 leyes por año.

En la página web de la Asamblea http://www.asamblea.gob.pa/transpasm/RESUMEN-ESTADISTICO-2017_2018.pdf se puede observar las estadísticas, tanto de propuesta de leyes, así como el alto nivel de ausentismo de cada uno de los que conforman este cuerpo legislativo.

Todo esto, sin dejar de mencionar la cantidad exorbitante de dinero que han recibido, quienes sin medir las necesidades primordiales de esta nación, han gastado desmedidamente y sin ninguna justificación.

Si bien es cierto, muchos de ellos se han ganado su simpatía dentro de su circuito, ya es tiempo de reflexionar y tomar una mejor decisión de quienes nos representan, y no reelegir aquellos que han lucrado en el cargo y usan su puesto para taquillar; aunque destaco la labor de algunos diputado que han presentado importantes proyectos de ley;  aquellos que aún no entienden su rol, les recomiendo lean la Constitución, que cumplan sus verdaderas funciones constitucionales. Lo que si es cierto el pueblo panameño se cansó de promesas incumplidas.

Si yo fuera diputado, marcaría la diferencia; dirás “así dicen todos”, pero deben nacer nuevos líderes, esa generación que exige grandes cambios para un mejor Panamá.

Pero te pregunto, ¿Qué harías si tú fueras diputado?

Moisés Abraham Álvarez.

Abogado.

Conoce todas los artículos de nuestros columnistas aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here